cancer - Carmona · Centro Dental y Médico Estético

Mostrando artículos por etiqueta: cancer

Cada año se diagnostican en nuestro país más de 5.000 de casos de leucemia. Algunas de estas leucemias y otras enfermedades de la sangre únicamente pueden curarse mediante el trasplante de médula ósea.

La médula ósea es un tejido blando que se encuentra en el interior de algunos huesos, por ejemplo en el de la cadera y contiene células madre que dan lugar a los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas. Cuando estas células madre, que se obtienen de un donante sano, se implantan en una persona enferma sustituyen completamente células enfermas por células sanas.

Para poder realizar un trasplante viable, se necesita un donante compatible. En el 25% de los casos el donante puede ser un familiar, generalmente un hermano.

En el otro 75% de los casos, se debe recurrir al Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO) que en España es el organismo encargado de la búsqueda de donantes voluntarios para los pacientes que no disponen de familiares compatibles.

Son muchos los pacientes que no disponen de un hermano compatible, por lo que son indispensables los donantes voluntarios.

¿LA DONACIÓN TIENE ALGÚN RIESGO?

Para entender cómo se realiza la extracción de células madre del donante, esta vez el equipo de Pharma 2.0 nos hemos trasladado al Hospital Arnau de Vilanova, en Lleida. Contamos con la colaboración del doctor Juan Manuel Sanchez, Director del Banco de Sangre y Tejidos de Lleida que, en el siguiente video, nos explica cuál es el método más sencillo y seguro.

Así pues, la donación puede realizarse de dos formas:

1. Mediante punciones en la parte superior del hueso de la cadera y es necesaria anestesia epidural. El riesgo es mínimo y las molestias se limitan a un leve dolor en la zona de punción. La médula espinal no se ve afectada en ningún caso, queda muy lejos del lugar de la extracción.

2. Mediante la extracción de sangre periférica. Con la ayuda de un fármaco que se administra 5 días antes de la extracción, las células madre pasan de la médula a la sangre. Mediante un proceso llamado aféresis se separarán las células madre que se trasplantarán al enfermo posteriormente.

No es necesaria anestesia de ningún tipo, ya que la extracción de sangre es un procedimiento simple e indoloro.

En este caso, el único efecto secundario puede ser un leve dolor articular y malestar parecido al de una gripe.

Actualmente, el 90% de las donaciones de médula ósea que se realizan en nuestro país se realizan a partir de la extracción de sangre.

QUIÉN PUEDE SER DONANTE DE MÉDULA ÓSEA


Cualquier persona entre 18 y 55 años con un buen estado de salud puede entrar en el Registro de Donantes. Por ejemplo las enfermedades cardiovasculares, pulmonares, hepáticas, renales, enfermedades de la sangre o infecciones como la hepatitis B, C o el Sida limitan la donación.

La donación es totalmente voluntaria y no está retribuida económicamente.

El donante puede decidir darse de baja el registro en el momento que lo desee.

Creemos importante la difusión de esta información, ya que, al contrario de lo que creen muchas personas, la donación de médula ósea no es un proceso peligroso para la salud del donante y en la mayoría de las ocasiones el riesgo se considera prácticamente nulo.

DÓNDE HAY QUE IR


Es un proceso que se realiza en el mismo Banco de Sangre. Primero es necesario rellenar los formularios (parecidos a los que se rellenan al donar sangre). Si todo es correcto se extraerá una muestra de sangre para entrar a formar parte del Registro de Donantes.

HAY QUE PEDIR CITA PREVIA


En el momento que un enfermo compatible lo requiera, es entonces cuando se realizará la donación. Se administrará un medicamento que moviliza las células madre desde la médula hacia la sangre. Al cabo de 5 días se extrae mediante el mecanismo que se observa en el vídeo anterior, llamado aféresis.

No supone mucha más molestia que el de una simple donación de sangre habitual.

Fuentes:

Pharma 2.0
Wikipedia
Fundación Josep Carreras

Publicado en Noticias

El simple hecho de coger un cepillo de dientes puede estar alargándonos la vida. Parece exagerado, pero cada vez son más los estudios y los expertos que relacionan la higiene bucal con el estado general de la salud. La boca tiene una importancia infinita dentro de nuestra salud; de hecho, puede ser la causante y el primer síntoma de muchos problemas graves que pueden traer consecuencias en el futuro. Si cuidamos esa pequeña parte de nuestro cuerpo estamos cuidando el todo.

A continuación enumeramos algunas de las consecuencias que se pueden derivar de una mala salud dental:


Problemas cardiacos


Es vox populi que la principal causa de mortalidad en el mundo son las enfermedades que tienen que ver con el corazón. Lo que no es tan conocido es que la mala higiene dental puede causar problemas cardiovasculares.

La ecuación se explica en cuatro pasos:

1. Las bacterias que crean la placa en las encías pueden entrar en el torrente sanguíneo a través de esas propias encías que normalmente sangran.

2. De ahí pueden acoplarse a los vasos sanguíneos y aumentar la formación de coágulos.

3. Éstos disminuyen el flujo sanguíneo hacia el corazón.

4. Al final del proceso aumenta la presión sanguínea y el riesgo de sufrir un ataque cardiaco".

Hay que "evitar la gingivitis y la periodontitis", y para ello no hay mejor solución que "prevenir a través de la buena higiene dental, de una alimentación saludable y de alejarnos del tabaco".


Demencia


Aunque parezca lejano e improbable el estado de nuestra boca también se relación con la aparición de problemas mentales como la demencia. De nuevo son las bacterias que provocan enfermedades en las encías las que a medio y largo plazo pueden causar ciertos trastornos mentales. Son numerosos los estudios los que establecen una relación entre la higiene bucal con la demencia. Se ha comprobado que las personas que se cepillan menos los dientes son más propensas a sufrir estos trastornos. La razón es que tienen en el cerebro más bacterias relacionadas con enfermedades de las encías.

La Dra Annlia Paganini-Hill de la Universidad de California, responsable del estudio publicado en la Journal of the American Geriatrics Societ, en el que se evaluó a casi 5500 personas de edad avanzada a lo largo de 18 años, han descubierto que aquellos que decían cepillarse los dientes menos de una vez al día eran un 65 por ciento más propensos a desarrollar demencia que los que se cepillaban diariamente. Esto sólo quiere decir que la higiene bucal es un factor de riesgo, no que elimine las probabilidades de desarrollar una demencia. De hecho las dietas ricas en ácido fólico, especialmente indicadas en demencias como el Alzheimer, también son beneficiosas para el tratamiento de la enfermedad periodontal.


Cáncer de páncreas


Esta vez fue un estudio, realizado en la Universidad de Harvard, el que aportó la primera prueba sólida de que la enfermedad periodontal podría aumentar el riesgo de cáncer de páncreas (de los 216 casos confirmados de cáncer de páncreas, 67 sufrían periodontitis). Según datos de la Fundación de Salud Dental Británica, existe una relación entre enfermedad periodontal y cáncer de páncreas, aunque aún no se puede demostrar que sea una relación de riesgo y serán necesarios nuevos estudios para determinar si la enfermedad de las encías son una causa o una consecuencia del cáncer de páncreas. Cuando el sistema inmunológico se mantiene fuerte, cualquier bacteria es capturada y destruida, pero en condiciones de inmunosupresión (bajada de defensas del organismo), el cuerpo podría no ser capaz de mantener la infección bajo control, situación que aprovecharían las bacterias para salir de los tejidos e ir hacia los vasos sanguíneos, desde donde serían transportados a cualquier órgano, glándula o tejido. El Dr. Dr Nigel Carter, de la Fundación de Salud Dental Británica, comentó que si existe la más mínima evidencia de una asociación entre el cáncer de páncreas y enfermedad de las encías, esto debería ser suficiente para recordarle a la población lo importante que es una buena salud oral.

Después de leer esto, imaginamos que todos somos más conscientes que el acto de lavarse los dientes tiene más importancia que el hecho de sujetar un cepillo mientras nos miramos en el espejo.

Fuentes: gut.bmj.com www.noble-house.tk www.medicina21.com

Publicado en Noticias


El ratopín rasurado, un roedor de África, no sufre tumores gracias a una variante del ácido hialurónico, la misma molécula que ya se usa en inyecciones antiarrugas en humanos, según un estudio

Un ratopín rasurado. / Brandon Vick/ U. Rochester

Un ratopín rasurado. / Brandon Vick/ U. Rochester

Es uno de los mamíferos más raros del mundo y posiblemente uno de los más feos, pero todos deberíamos envidiarle. Es el ratopín rasurado, un roedor sin pelo que vive bajo tierra en las sabanas de África, se organiza en colonias como las hormigas, nunca bebe agua y, sobre todo, es el único animal conocido que no sufre cáncer. Un reducido grupo de investigadores de varios países estudia a esta criatura capaz de vivir hasta 30 años, un récord absoluto entre roedores , en busca de nuevas claves para alargar la vida de los humanos.

Hoy, un equipo de investigadores de EEUU explica por fin por qué este animal es inmune al cáncer. Es gracias a una sustancia llamada ácido hialurónico y que es bien conocida por los humanos, pues ya se usa, por ejemplo, para borrar los efectos del paso del tiempo con inyecciones que corrigen las arrugas. La clave, dicen, es que el ratopín aprovecha esta sustancia mucho mejor que el resto de mamíferos, “hasta los límites de lo posible”.

“Este animal nos va a enseñar cómo ser inmunes al cáncer”, asegura a Materia Andrei Seluanov, investigador de la Universidad de Rochester (EEUU) y coautor del estudio que describe en Nature el nuevo hallazgo. El ratopín ya nos había enseñado muchas otras cosas. El Heterocephalus glaber es el único mamífero que vive como los insectos sociales, con una reina todopoderosa a la que sirven obreros y soldados que no dudarían en matar a cualquier ratopín ajeno a la colonia. Además de su sorprendente longevidad y ausencia de cáncer, este animal es también insensible al dolor que causa el ácido en la piel.

Aplicación en humanos

“Mis estudiantes dicen que es como una salchicha con dientes”, bromea Seluanov. Este investigador ruso lleva estudiando a estos roedores desde hace casi una década. Los animales corretean en su laboratorio de urna a urna a través de túneles mantenidos a la temperatura y humedad exactas del subsuelo africano: 32 grados. Los datos acumulados por otros equipos, basados en el estudio de 1.500 ratopines durante 25 años, indican que sólo uno desarrolló cáncer, explica Seluanov. Es algo nunca visto. “El 95% de los ratones de laboratorio desarrollan cáncer y, en libertad, la tasa es del 75% porque los roedores son especialmente vulnerables a esta enfermedad”. Por eso el el ratopín, o rata topo calva, que vive 10 veces más que los ratones convencionales y no tiene cáncer, es un animal extraordinario.

“Mis estudiantes dicen que es como una salchicha con dientes”

Seluanov, junto a investigadores en China e Israel, ha encontrado por fin el compuesto responsable de la inmunidad de este animal a los tumores que acorralan al resto de mamíferos. Se trata de una sustancia viscosa que aisló en su laboratorio y que se conoce como ácido hialurónico. Es una cadena con átomos de carbono e hidrógeno que producen la mayoría de las células del cuerpo y que ayuda, entre otras cosas, a controlar el crecimiento de los órganos hasta su tamaño adecuado. Al contrario que el ácido hialurónico que producen los ratones y los humanos, la variante del ratopín es una cadena mucho más grande y larga. El gran tamaño de esta molécula es fundamental para conferir protección ante el cáncer”, explica Seluanov.

Hasta ahora se sabía que esa sustancia viscosa era la responsable de darle al ratopín la prodigiosa elasticidad de su piel para reptar por los túneles. Ahora, Seluanov demuestra que la misma molécula es también responsable de bloquear el desarrollo de tumores. El estudio muestra que si se elimina el ácido hialurónico de ratopín, las células comienzan a dividirse sin control generando tumores.

“Estoy bastante seguro de que encontraremos la forma de aplicar este descubrimiento para tratar el cáncer en humanos”

Una vez desvelado el secreto del ratopín, queda por ver si se puede aplicar para lograr que los humanos vivan más de 100 años sin cáncer. Es algo que llevará mucho tiempo, aunque hay ventajas, como por ejemplo que el ácido hialurónico ya se usa en tratamientos. “La variante de esta sustancia producida en células evita, por ejemplo, que los huesos de la rodilla rocen unos con otros y ya se usa en pacientes con artritis”, explica Seluanov. “El compuesto también es un sustituto del botox y se inyecta bajo la piel para quitar las arrugas”, añade. Ahora su equipo va a crear ratones transgénicos que producirán ácido hialurónico de ratopín. Si todo va bien, después habría que probar si también funciona en células humanas y buscar dianas terapéuticas para aumentar la producción de este ácido. “Estoy bastante seguro de que encontraremos la forma de aplicar este descubrimiento para tratar el cáncer en humanos”, asegura Seluanov.

“Es un trabajo muy interesante, como todos los estudios previos realizados en este modelo animal”, opina Carlos López-Otín, bioquímico de la Universidad de Oviedo y experto en la investigación de las claves del envejecimiento, en su caso basado en enfermedades humanas de senectud prematura. Su equipo, explica, quiso participar en la secuenciación del genoma de este roedor, aunque al final no lo logró y fueron otros equipos los que lo hicieron en 2011. “Se abre ahora un camino largo pero muy interesante hacia la validación en otras especies, incluso en humanos, de la idea de que la modulación de la ruta bioquímica del ácido hialurónico puede tener efectos semejantes a los observados en este atípico y extraordinario roedor”, señala.


'Ácido hialurónico, de los cosméticos al cáncer'

En este trabajo se describe que los ratopines rasurados tienen unos niveles anormalmente altos de un componente habitual de la matriz extracelular, concretamente el ácido hialurónico polimerizado, que es una especie de malla flexible y resistente que fabrican las células de todos los tejidos a su alrededor. El ratopín rasurado es un pequeño mamífero subterráneo que no tiene pelo y, por lo tanto, al faltarle esta protección de la piel, no es raro que haya desarrollado como adaptación una piel excepcionalmente flexible y resistente a la abrasión. Es decir, se trata de una adaptación evolutiva que sustituye la falta de pelo por una piel extra-resistente. En este sentido, es importante recordar que el ácido hialurónico es, junto con el colágeno, el componente más importante de muchos cosméticos que mejoran la elasticidad de la piel y se usa en las inyecciones tópicas para eliminar arrugas.

Más inesperada es la observación de que el exceso de ácido hialurónico polimerizado parece ser el responsable de que el ratopín rasurado y sus células sean también excepcionalmente resistentes al cáncer. La relación entre el ácido hialurónico y el cáncer es muy compleja. Hay muchos estudios en los que las células cancerosas se benefician de tener una rica malla de ácido hialurónico a su alrededor, pero también hay estudios, aunque menos, que dicen lo contrario. Es muy posible que los efectos dependan de muchas otras variables, como el componente inflamatorio, que también es sensible al ácido hialurónico y que puede tener un efecto positivo o negativo sobre el cáncer. En resumen, se lleva muchos años trabajando sobre cómo tratar el cáncer a través del ácido hialurónico, tanto destruyéndolo como reforzándolo, y todo este esfuerzo aún no ha dado frutos claros. El trabajo que ahora se publica en Nature sobre el ratopín rasurado sin duda reactivará el interés en la conexión entre ácido hialurónico y el cáncer.

Manuel Serrano, investigador del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas en el grupo de supresión tumoral

Fuente: http://esmateria.com

Publicado en Noticias
Jueves, 07 Febrero 2013 23:17

¿Qué es el cancer oral?

Cáncer oral es un tumor maligno que puede aparecer en cualquier parte de la boca.
¿Cuál es la apariencia de un cáncer oral?
Un cáncer oral puede aparecer como una úlcera, un bulto, una pequeña herida, o una placa roja y/o blanca, que no sean atribuible a heridas previas, y que no se curan o mejoran sensiblemente en un plazo de dos semanas.
¿Cuántas personas desarrollan cáncer oral?
En España aparecen entre 6 y 12 casos nuevos cada año, de cáncer de boca en varones por cada 100.000 habitantes y en torno 2 casos nuevos en mujeres, cada año por cada 100.000 habitantes. Esta incidencia tiene valores intermedios respecto al resto de los paises de Europa.
¿Quién está en riesgo de desarrollar un cáncer oral?
El cáncer de boca tiene unos factores de riesgo claramente identificados. El riesgo de desarrollar un cáncer de boca es mayor si fuma, bebe alcohol en cantidades importantes o si se masca tabaco. Una exposición excesiva al sol (para el cáncer de labios), así como una mala higiene dental, una prótesis o unos dientes afilados o rotos pueden también predisponer al desarrollo de un cáncer oral, mientras que una dieta rica en fruta y verdura fresca, pescado y aceite, particularmente de oliva, puede contribuir a reducir el riesgo de desarrollar cáncer.
¿Se puede prevenir el desarrollo de cáncer oral?
Por supuesto que sí. Solo hay que dejar/reducir el consumo de tabaco y alcohol, proteger los labios si éstos están expuestos diariamente al sol, tratar los dientes y prótesis afilados o rotos, y aumentar el consumo diario de frutas, verduras, pescado y aceite de oliva.
¿Puede uno por sí mismo ayudar a detectar o sospechar que tiene cáncer oral?
Sí puede. Solo basta con examinarse la boca periódicamente.
Si se detectan lesiones, llamadas precancerígenas (placas blancas y/o rojas, que no desaparecer después de 2 semanas, es necesario hacer una revisión por parte del dentista, ya que una detección precoz del cáncer oral aumenta enormemente las probabilidades de curarse y sobrevivir. La exploración periódica de toda la boca por parte del dentista es fundamental para diagnosticar esta enfermedad en sus fases iniciales.
¿Cómo puede uno hacerse una exploración bucal?
Una exploración propia busca detectar la presencia eventual en la mucosa (cobertura roja y suave de las partes internas de la boca) de lesiones rojas y/o blancas, con/sin úlceras, las cuales no desaparecen después de 2 semanas. ¡¡Estas lesiones no son necesariamente dolorosas!! Una exploración propia podría hacerse de manera rutinaria y cada seis meses cuando se pasan los 40 años de edad. En cualquier caso, esta auto-exploración nunca puede sustituir las visitas periódicas a su dentista.

Hacerse una exploración uno mismo es simple, rápido y no requiere instrumentos particulares. Una buena fuente de luz, un espejo, y el mango de una cuchara o tenedor son suficientes.

Pasos para realizar una exploración propia:
  1. Enfrente del espejo, mirarse los labios de cerca
  2. Con la boca cerrada, doblar el labio superior e inferior hacia fuera y observar el tejido interno.
  3. Con la boca abierta, y con la ayuda del mango de una cuchara o tenedor, mover las mejillas hacia arriba y hacia atrás, y hacia abajo y hacia atrás, para observar las paredes internas de la boca y su ángulo.
  4. Con la boca abierta, examinar la parte de atrás de los dientes de abajo.
  5. Sacando y metiendo la lengua, mirar en su parte de atrás, y moviéndola hacia la izquierda y la derecha, examinar los laterales de la lengua desde la punta hasta su parte del fondo.
  6. Tocando el paladar con la punta de la lengua, examinar ésta y su mucosa de abajo.
  7. Dejando la punta de la lengua en contacto en el paladar, mover la lengua hacia la derecha y hacia la izquierda y examinar su mucosa de abajo.
  8. Moviendo la cabeza hacia atrás, intentar examinar el paladar.

Fuente: http://www.canceroral.es

Publicado en Noticias

Llámanos

  • Totana:
    • 968 421 340
    • 697 659 135
  • Puerto de Mazarrón:
    • 868 108 472
    • 644 221 109

Horario

  • Totana:
    • Lu - Vi: de 9:30 a 14:00
    • Lu - Vi: de 16:00 a 21:00
  • Puerto de Mazarrón:
    • Lu - Vi: de 10:00 a 14:00
    • Lu - Vi: de 16:00 a 20:00